Uno de los problemas más comunes en la sexualidad es la falta de relajación y conexión con el momento para dejar fuera todas nuestras preocupaciones, expectativas y presiones, pero si los susurros del ASMR nos permiten lograrlo ¡Bienvenido sea!

En esta nota hablaremos sobre este tema y de cómo la estimulación auditiva puede llegar a excitarte.

Texto. Lic. Francesca Gnecchi @francesca.gnecchi – Periodista especializada en sexualidad y género, directora de la boutique erótica Erotique Pink.

Ilustración @Calaveradesign

 


Para todo encuentro íntimo es importante estar relajado y abrirse a la experiencia. Si estamos pensando en cualquier otra cosa que nos cause estrés, difícilmente podremos disfrutar.

En la sexualidad éste es uno de los principales motivos por el que sufrimos disfunciones y falta de deseo, por eso es recomendable que podamos encontrar actividades y estímulos para lograr ese estado de relajación. Algunos ponen velas, música, o ven alguna película erótica que los estimule, pero otras recurren a la estimulación auditiva a través de ASMR.

¿Qué es el ASMR y cómo se relaciona con la sexualidad?

La Respuesta Sensorial Meridiana Autónoma, es un fenómeno psicológico que quienes lo experimentan dicen sentir un cosquilleo que va recorriendo todo el cuerpo, el mismo se produce por distintos estímulos auditivos, más bien susurros y según estudios que se hicieron a través de resonancia magnética no todas las personas reaccionan a ellos. En general son quienes tienen personalidades más abiertas y menos escépticas los que podrán disfrutar del hormigueo y la relajación que brinda el ASMR.

El fenómeno empezó a difundirse por Internet a través de videos de personas que grababan sonidos cotidianos muy cerca del micrófono con el objetivo de estimular los sentidos y relajarse, muchos de los sonidos hacen que el cosquilleo que se genera con los susurros despierte el lado más erótico en algunas personas. Además, la Respuesta Sensorial Meridiana Autónoma podría llegar a ser una nueva forma de lograr estados similares a los de la meditación.

Abrite a lo desconocido

Siempre recomiendo que tratemos de estar abiertos a nuevas experiencias y si me siento cómodo con la idea de probar algo nuevo que no me perjudique ni a mí ni a otros ¿Por qué no?

Como decía al principio de la nota, uno de los problemas más comunes en sexualidad es la falta de relajación y conexión con el momento para lograr dejar afuera de la cama todas las preocupaciones, expectativas y presiones y si escuchar música, practicar meditación o probar con los susurros del ASMR nos permiten lograrlo ¡Bienvenido sea!

Mi experiencia

No podía contarles todo sobre ASMR sin probarlo, así que en dos momentos distintos del día hice la prueba y esto fue lo que pasó:

Mi primera experiencia fue un día de semana a las 12 del mediodía haciendo un corte en la oficina y buscando un lugar tranquilo para escuchar el primer video. Me costó bastante poder dejar de pensar en todo lo que quería contarles sobre la experiencia y concentrarme, así que fue recién después de tres o cuatro videos que pude hacer foco en lo que estaba escuchando y tener la mente más apacible.

Los susurros eran bastante diversos, escuché desde pinceles hasta agua, pasando por sonidos de polvo, soplidos o cosas cayendo suavemente. Realmente logré por un rato al menos conectarme con la experiencia y al terminar el proceso me sentí relajada, algo bastante similar a lo que me pasa cuando practico meditación.

La segunda prueba que hice fue un viernes a la noche, sola, mientras me hacía un baño de inmersión, claro que ya la misma agua caliente, la luz tenue y la sensación del vapor ponían un condimento distinto a la experiencia. Como estaba sola en un lugar bien privado creo que me permití mucho más. Esta vez sentí más cosquilleo que antes y tengo que confesar que no sé si fue por mi predisposición o qué, pero realmente tuve sensaciones similares a las que se experimentan en los primeros momentos de la excitación sexual. Para cada persona funcionan cosas distintas por lo que es bueno poder probar y ver qué te genera a vos.


Tips

1. Probá primero estando sólo/a y si te sentís cómodo/a podés compartirlo.

2. Que te den placer ciertos sonidos no significa que al otro también. NO a todos nos excitan las mismas cosas.

3. Hacé tus propios videos con los sonidos que más te acerquen a tu zona de placer.

4. Buscá relajarte y conectar tu cuerpo con las experiencias que vivas.


¿Querés ir más allá?

> En EEUU existe un spa de ASMR llamado Whisperlodge, en donde encontrás no sólo sonidos sino también experiencias táctiles.

> buscando ASMR en youtube podrás ver cientos de videos para experimentar, estos son mis recomendados: GentleWhispering / Gibi ASMR / Jojo’s ASMR