La icónica marca de belleza Rimmel London forma ahora parte del Programa Internacional Cruelty Free Leaping Bunny, lo que significa que TODOS sus productos están aprobados por Leaping Bunny, la ONG estandarte en la lucha contra el testeo en animales.


Rimmel cree en la belleza responsable: una belleza que es amable, que funciona y que es libre de crueldad. Como una de las mayores marcas de belleza del mundo, con presencia en más de 80 países, dio el importante paso de hacer accesibles los productos sin crueldad. Además, se ha comprometido a acabar con las pruebas en animales en toda la industria de la belleza.

Para ello, se ha asociado con Cruelty Free International, una organización sin fines de lucro que trabaja a nivel mundial para crear un mundo en el que nadie quiera o tenga la necesidad de realizar pruebas en animales. El programa Leaping Bunny de la organización es la certificación de cosméticos y productos de cuidado personal libres de crueldad más reconocida a nivel mundial, y ofrece la máxima garantía de que una empresa ha asumido el compromiso genuino para ayudar a terminar con las pruebas en animales.Para recibir la aprobación, las marcas deben cumplir unos criterios estrictos que se aplican en todo el mundo y que van más allá de las leyes que rigen la experimentación con animales. La aprobación incluye la verificación de la cadena de suministro de una marca en cuanto a la experimentación con animales, y también exige auditorías periódicas e independientes de la misma.

“Comenzamos nuestra asociación con Coty en 2018, y estoy encantada de entrar en la última fase de la misma con la aprobación de Leaping Bunny para Rimmel. Estamos transitando un momento histórico en el que marcas realmente significativas como Rimmel demuestren su compromiso con una industria de la belleza basada en una ciencia más amable. Bienvenidos a la familia Leaping Bunny”, comenta Michelle Thew, directora general de Cruelty Free International. 

Dentro de muy poco encontraremos el logotipo distintivo de Leaping Bunny que empezará a aparecer en los envases de Rimmel. Sin embargo, podemos estar totalmente tranquilo porque todos los productos de Rimmel ya están aprobados por Cruelty Free International en el marco del programa Leaping Bunny, aunque todavía no veas el logotipo en el envase.

“En Coty, sabemos que los consumidores quieren una belleza accesible, amable y libre de crueldad. Rimmel representa un mejor tipo de belleza, y estoy encantado de que haya conseguido la aprobación de Leaping Bunny. Estamos orgullosos de apoyar a Cruelty Free International en su objetivo de terminar con las pruebas en animales en la industria cosmética”, comenta Stefano Curti, Director de marcas de consumo masivo (Chief Brands Officer, Consumer Beauty).

Disfrutá de todos tus productos Rimmel favoritos sabiendo que están aprobados por Cruelty Free International 😉