En esta nota te contamos dónde merendar, tomar el té o un café, comer rico y hasta hacer tus compras en Las Cañitas, la zona de Palermo que linda con Belgrano en la Ciudad de Buenos Aires. Migueletes, Soldado de la Independencia y San Benito de Palermo: con tan solo caminar un par de cuadras sobre estas tres calles podés conocer increíbles espacios gastronómicos que no te deberías perder. 

Por: @beluprieto | Fotos: RAMBLA, BLANCA, LABAN, ECODESPENSA 


Informalmente conocido como Las Cañitas, el territorio de 20 manzanas arrinconado por diagonales dentro de Palermo siempre fue conocido por su tranquilidad. 

Como muchos, este barrio “no oficial” se vio afectado por la pandemia y varios de sus locales de diferentes rubros sufrieron las consecuencias. Particularmente, la indumentaria perdió peso, pero fue reemplazada por la gastronomía, que resurgió transformada: en lugar de restaurantes tradicionales, hoy podemos apreciar cafés al paso, pastelerías cool con mesas a la calle y hasta mercados ecológicos y saludables.

Aunque en Las Cañitas existen varios locales que vale la pena visitar, en WATT nos queremos enfocar en dos cafés y una patisserie increíbles que sí o sí deberías conocer y probar: 

1. RAMBLA CAFÉ | San Benito de Palermo 1700 | Martes a viernes de 8.30 a 19 h, y sábados y domingos de 9 a 19 h

July, Sil y Pato son los tres socios detrás de Rambla. Ellas son hermanas y Pato es el esposo de la segunda. Juntos, por su amor por el café de especialidad, salir a comer y descubrir lugares nuevos, abrieron este café en Las Cañitas en febrero del 2021. Sil lo describe como “un acto de desesperación de creatividad en el medio de un encierro muy fuerte que generaba mucha angustia”. 

La iniciativa la tuvo July, que se lo propuso a Sil y ella invitó a Pato. En 5 meses montaron RAMBLA de cero. No tenían conocimiento del negocio, pero se pusieron a estudiar, se apoyaron en consejos de amigos y sus padres y, sin darle mucha vuelta, se lanzaron. Las Cañitas fue “medio de casualidad”. Querían algo por Nuñez o Saavedra, donde ellos viven, bien de barrio. Pero un día Sil vio esa esquina vacía y medio abandonada sobre San Benito de Palermo y Soldado de la Independencia y no quedaron dudas de que ahí debía estar RAMBLA. 

Tienen su café especial, que parte de una receta inspirada en una bebida española a base de leche merengada y desarrollada por Max, uno de sus baristas. Lleva clara de huevo, limón y canela. 

Si quieren algo más simple, nosotros recomendamos el Flat White o el Iced Latte con un alfacoco, que es increíble.   

2. BLANCA DECO CAFÉ | Soldado de la Independencia 1177 | Lunes a sábados de 9 a 19 h

El primer concept store de Buenos Aires. Un espacio que combina la gastronomía, el café y la decoración. Eso es BLANCA, el local que abrieron los dueños de Louis & Lewis, una fábrica de decoración, en febrero del 2020. 

Fueron de los primeros en tener este tipo de café en la capital porteña, porque fueron capaces de ver la tendencia mundial que se venía dando en distintas ciudades cosmopolitas y trendy: el concepto donde se une más de un mundo en un espacio. En su caso, la decoración (algo a lo que se dedicaban hace años) y la cafetería (su nueva pasión).

Así definen a BLANCA: “el lugar en donde nos empeñamos en que cada cliente se sienta como en su casa, que tenga la tranquilidad para disfrutar de tomarse un café sentado en una mesita, leerse un libro o simplemente disfrutar un rato de paz en un ambiente cálido. Son tiempos de mucha impaciencia y violencia entre la gente y, para nosotros, ir a Blanca es encontrar un rato de paz entre todo eso”. ¿Quién no querría ir a un lugar así? 

Caro, una de sus dueñas, elige siempre el Matcha Latte, pero con leche de almendras, porque la hacen en el local de forma diaria con una receta propia. Y, si hay que elegir algo de deco, las velas siempre van a ser las elegidas de los que se encuentran detrás de BLANCA, porque no solo son un must para decorar, sino que las fabrican ellos mismos.

4. LABAN PATISSERIE | Migueletes 688 | Martes a sábados de 10 a 18 h, y domingos de 10 a 17 h

Después de estudiar pastelería en el IAG y trabajar en distintos restaurantes y luego en el Hotel Alvear, a sus 20 años, Jacqueline Albajari, la dueña de LABAN, se fue a profesionalizar todavía más en pastelería en París. De esa experiencia, según explica ella, surgió su patisserie en Las Cañitas, zona que eligió para salirse del “circuito turístico que era Palermo”. 

Lo que quiere lograr junto a su equipo es que la gente pueda viajar a Francia, el lugar que ella eligió para seguir aprendiendo, a través de los sabores y las sensaciones. Para Jacqueline, en ese país europeo se encuentra la base de la pastelería. Además, en LABAN esperan que quien vaya al local se encuentre con personas cocinando, personas atendiendo, haciendo un café, etc.; es decir, que se encuentre a alguien con quien poder conversar del otro lado. “Somos personas sensibles e intentamos que eso se vea y sienta”, explica la creadora de la patisserie. 

El top 5 para probar las delicias francesas en este local son: macarons helados (recomendados fuertemente por quien escribe), canelé, croissant, cookie y brownie. Si van a LABAN, seriamente recomiendo llevarse uno o más de cada uno. 

 

#BONUSTRACKMERCADO: ECODESPENSA |  Migueletes 734 | Lunes a sábado de 10 a 19 h

Ada, Janet y Leckie abrieron este mercado ecológico, orgánico y natural en Las Cañitas por una necesidad de ofrecer algo que haga bien en un lugar en el que principalmente haya variedad de cosas saludables para el cuerpo, desde comidas y cosmética hasta objetos que sean ecológicos o que en su proceso minimicen su huella ambiental 

Ecodespensa es un lugar donde se puede encontrar de todo y, además, siempre con la ayuda de sus dueñas, que atienden a los clientes de forma personalizada y humana. Es como las despensas de antes, pero ecológica 😉 

Preguntamos a las mujeres detrás de este mercado qué recomendarían a quienes vayan a su local por primera vez, y esta fue su respuesta: “la verdad es que contestaría todo, pero – siendo más objetiva – los productos de heladera y los de biocosmetica son los preferidos. Personalmente, me gusta ofrecer productos veganos, ya que hay creencias de que lo vegano no es rico pero lo cierto es que cada vez hay opciones más ricas”.

En mi caso, recomiendo los pancakes de arándanos y avena y la garrapiñada vegana, que es adictiva.