El periodista y conductor fue parte de nuestro ciclo de entrevistas en cuarentena, #WattOnAir, y nos contó sobre una de las experiencias laborales que más lo marco durante estos últimos años.

Dejar el Diario de Mariana, magazine que se emitía por la pantalla de eltrecetv, sin tener ninguna propuesta lo llevó a hablar con Gustavo Yankelevich, quien le transmitió un mensaje que quedará por siempre en su memoria. ¡Encontrá todos los detalles en la nota!

Texto y entrevista: @carotopolaperiodista / Fotos: @dieleuco


¿Qué te hacía feliz de chico?

De todo. Me gustaba mucho hacer deportes, me gustan todos, jugué a todos. Tenis, fútbol, basquet, me encantan pero no soy bueno en ninguno. Apenas pude me compré un aro de basquet para poner acá en casa. También cosas de mi generación, siempre tuve play, me encantaba jugar a la play, juntarme con amigos y hacer torneos. Tenía una mesa de ping pong en el living, fue una locura de mi viejo y mi vieja aceptó, pobre. Mi casa siempre fue un lugar al que venían mucho mis amigos. A mi siempre me gustó juntarme con amigos en casa. Los domingos iba a ver a mi abuela, iba a la cancha con mi viejo, de todo un poco….

¿Por qué no te dedicaste al periodismo deportivo? Si te gustaban tanto los deportes….

Cuando era chico lo pensaba y lo decía, en realidad quería ser relator de fútbol, estaba obsesionado con el tema. Cuando no estaba jugando me ponía a relatar el partido. Me encanta el relato, me parece espectacular. En aquel entonces decía que quería ser relator como Alejandro Fantino, pero después cuando estaba en el secundario me empezó a gustar más la política y la conducción. Empecé a estudiar periodismo y elegí que sea general. Pasó. Igual el deporte me encanta como escape. 

“Mi casa siempre estuvo llena de amigos”

¿Qué otros hobbies tenés?

Me gusta mucho andar en moto, soy fanático hace 8, 9 años. Cada vez fui teniendo motos más grandes, me encanta estar ahí arriba. Es mi gran hobbie. Me gusta mucho entrenar, ahora estoy haciendo crossfit y puedo hacerlo en casa, no se necesitan demasiados elementos. Me gusta mucho mirar tele y estar tranquilo. Siento que hay cosas buenas en la tele argentina. 

¿Cómo qué?

Me gusta mucho mirar todo, más que nada los programas de entretenimiento. Para mi Guido Kaczka es el mejor conductor de la argentina. Me gusta mucho Santiago del Moro también. Los programas de magazine también me gustan mucho, disfruto mucho de conducir ese formato. Me queda muy cómodo porque me permite hablar de todo un poco. La radio también es así. Además, yo soy muy de mirar los programas que hago además para ver cómo lo puedo corregir. 

“Durante esta cuarentena me bajaron los ingresos”

Vi que se divertían bastante en el noticiero con María Laura Santillán cuando comunicaban la noticia de las fiestas en el auto que se realizan en Berlín. ¿Te ves disfrutando con amigos de esa forma?

Sí, ahora hay que animarse a pensar de otra manera porque no sabemos cuando va a volver todo a la normalidad. Igual yo soy de los que piensa que esto se va a terminar. Va a haber cambios, pero va a volver rápido la vida normal. Estamos todos con muchas ganas de salir, de festejar y de encontrarnos con la gente que queremos. Yo por suerte tengo la posibilidad de trabajar de lo que amo y eso es una suerte enorme porque te ayuda mucho. La cuarentena es muy difícil y muy dura. Ya son muchos días y uno necesita ver a sus seres queridos, pero bueno hay que bancarla. Según los expertos falta todavía el famoso pico. Así que no queda otra que poner mucho de uno.

Respecto a eso Diego… escuchaba que vos decías que cumplir con la cuarentena no implica no poder hacerle determinadas preguntas al presidente, Alberto Fernández. ¿Qué te gustaría saber?

A mi lo que me pasa es que hay muchas preguntas que hacer. ¿Por qué la ayuda no está llegando?, ¿qué pasó que todavía no se terminaron de pagar las IFE?, ¿por qué es tan difícil que lleguen los créditos para las empresas?. Igual lo que realmente me preocupa es cuando se pone la idea de que si preguntás cosas estás a favor de que se muera la gente y no es cierto. No es un debate real, yo en mi programa desde el primer día y desde Telenoche sostuve que la cuarentena hay que cumplirla, es la única herramienta que hay, pero eso no significa estar de acuerdo en todo, ni que los gobiernos tengan derecho a enojarse con los trabajadores que les piden ayuda. Hay gente que la está pasando mal, que se le caen las lágrimas. No hay que buscar enemigos imaginarios. Mi vida es prácticamente la misma en cuanto a lo laboral, aunque mis ingresos se redujeron muchísimo, no me cambia que sea más abierta o cerrada la cuarentena pero me parece que no se está escuchando con el debido respeto a la gente que necesita trabajar y pagar. Yo trato de no ofender a nadie y de decir lo que pienso. Esta pandemia nos enseña que cumplir las reglas está bien y no es de boludo hacerlo. Me enoja que haya gente como Amado Boudou que aprovecharon la pandemia para su propio beneficio, para salir de la cárcel, por ejemplo.

¿Por qué te bajaron los ingresos?

Básicamente por dos cosas, esto no lo hable en ningún lado, pero me parece que está bueno contarlo. Todos estamos, en distinta medida, peor que antes. Yo había arreglado un aumento para este año, como todos los años, por la inflación, aunque es bastante menos que la inflación el aumento (risas), pero el canal no me lo está pudiendo pagar ahora por la situación, ya que privilegia pagar los sueldos en término y es lógico, lo entiendo. Por otro lado, en mi programa de cable también soy el productor y la publicidad se derrumbó tremendamente porque las empresas priorizan pagar salarios que invertir en publicidad. Tengo una reducción importante en el total y lo entiendo, no me preocupa. Me preocupa igual que haya mucha gente que de verdad ya no puede más.

“Me encanta la televisión, mi formato favorito es el magazine”

Cambiando un poco de tema… ¿Te considerás una persona ambiciosa a nivel profesional?

Hubo un momento de mi carrera que fue clave. Cuando me fui del Diario de Mariana no tenía ninguna otra oferta y me empezaron a surgir varias propuestas al mismo tiempo. Si bien estaba buenísimo, me parecía tremendo porque no sabía qué elegir. Pensaba más en lo que no estaba  eligiendo que en lo que sí. Pero por suerte tuve mucha ayuda de parte de Gustavo Yankelevich, que es un tipazo, y Guido Kazcka. Esa experiencia me ayudó a entender que no siempre es el último tren y eso me gustaría decirlo si hay alguien que está del otro lado viviendo un momento personal o profesional complicado porque estamos acostumbrados a sentir o pensar que el tren pasa una sola vez en la vida y no es así. Si vos laburás y le ponés pasión a lo tuyo, es decir, das todo lo que podés dar, tenés otras oportunidad. A mi Gustavo me dijo un día en referencia a una de las posibilidades que tenía: “Si creés que es el tren, sentate a mirar cómo se va”. Esa frase a mi me marcó mucho y tuvo razón. Ahí empecé a entender un poquito más de qué se trata. Siento que estoy más tranquilo y en control de lo que quiero y hago. Es muy difícil aprender a decir que no, eso también me marca mucho. Por lo general, se construye diciendo que no. Me siento un poco menos intranquilo que antes. 

¿Tenés alguna técnica para bajar la ansiedad y dar ese 100% del cual hablás?

Traté de meter mindfulness y tengo un amigo que hace el Arte de Vivir pero soy muy ansioso y me cuesta. Hago dos, tres días y lo dejo. No lo aguanto. Trato de buscar mis escapes de otra manera. Estoy con mi perro, jugamos a la pelota, me metó en un cuartito y entreno, y me encanta escuchar música todo el tiempo.