El artista argentino nos contó todo sobre el lanzamiento de su último videoclip, “Dejar de pensar”, e hizo foco en lo importante que es salirse del rollo mental para conseguir lo que que se quiere en la vida.

Por otro lado, adelantó que se viene un nuevo desafío con Caro Kopelioff en Madrid que lo tiene muy entusiasmado.

Texto: @carotopolaperiodista / Fotos: @sebastianblancook


A raíz del lanzamiento del videoclip, “Dejar de pensar”… ¿Qué nuevas ideas han pasado por tu cabeza en este contexto de pandemia que nos toca atravesar?

La canción tiene que ver con lo difícil que es a veces pasar a la acción, y cómo nos quedamos pensando, proyectando, imaginando lo que haríamos, sin hacerlo. Por eso llega un punto que hay que dejar de analizar todo tanto, y pasar a la acción, es decir, hacer materia lo que queremos lograr. 

Con la pandemia, la canción cobró un segundo significado, que nos involucra a todos. Y nos invita a consumir información con responsabilidad. Saber encontrar el momento para dejar de pensar, de consumir, y descansar un poco. Me gusta sentir que conviven ambos conceptos en la canción. El viejo y el nuevo, que además se entrelazan.

En cuanto a nuevas ideas que ha traído la pandemia y el confinamiento, está un nuevo single que se viene pronto, y también estoy escribiendo una nueva serie, que la actuaremos junto a Caro Kopelioff acá en Madrid. 

Durante el confinamiento me concentre en generar cosas, ideas, para transitar lo que toca de la mejor manera posible.

¿Considerás que se puede dejar de pensar? 

Dejar de pensar, perse, no creo que se pueda. Salvo en los últimos dos minutos de yoga, o en algunas etapas del sueño. Lo que busco con la canción, es que cada uno deje de pensar, en eso que lo frena, limita, y le genera una paja mental que lo bloquea. Aunque sea durante los tres minutos que dura la canción. Después, claro, hay otras cosas para pensar, y que al pensarlas, te alejan de tu problema central, el que sea, y “ te descansan “.

¿Por qué elegiste convocar a Luz Cipriota para el videoclip?

Luz es amiga, y hemos vivido muchas cosas juntos aquí en Madrid. Un día charlando en su terraza, le contaba la idea que tenía para el videoclip, además de haberle mandado la canción previamente. Es una gran actriz a la cual admiro, y a su vez, el color del personaje sabía que lo iba a lograr increíble. Como así hizo.

Por otro lado, ella se súper entusiasmó con la idea, se puso a disposición creativamente, y empezó a pensar ideas, e intentar potenciar todo. Cosa que logró. Es un lujo y una alegría que este en el video.

¿De qué forma decidís comunicar tu arte en las redes?

El tema de las redes siempre está en constante movimiento y cambio. Uno va probando diferentes maneras de llegar a la gente, y que a su vez puedan sentirse identificad@s con lo que tenés para contar. Desde videos caseros, hasta algunos más elaborados, desde compatir tus puntos de vista con algunas cosas que exceden a la música o la actuación, me parece que lo importante es intentar conectar. Transmitir y entrar en ese feedback entre todos.

¿Qué nuevas herramientas le da España al Sebastián Blanco artista? ¿Y al ser humano? ¿Por qué decidiste irte para allá?

Creo que el aprendizaje está en viajar, conocer diferentes realidades, desarrollar la capacidad de adaptación, y la resiliencia a pleno. Estar en movimiento genera herramientas pienso yo, no digo movimiento físico, sino la actitud activa de “hacer cosas”. Y eso se ve en lo que hagas como artista, y como persona. Te forma en general. A veces, cuando estás comenzando de cero en otro país que no es el tuyo, se hacen difíciles algunos momentos, sea en el país que sea. Nunca es fácil.

España en especial me ha recibido estupendamente, Madrid es una ciudad alucinante que te recibe con los brazos abiertos. Tengo grandes amigos. La sentí como segundo hogar desde el día uno.

Decidí venirme para acá porque quería experimentar vivir en otra ciudad, nunca lo había hecho, y conocer otras realidades. Había venido a Madrid de viaje una semana, hace unos siete años, y me flasheó. Me quedé con Madrid en la cabeza al volver a Buenos Aires, y me preguntaba cómo sería buscarse la vida allá. Me tomé mis dos añitos y pico para procesarlo, y me vine, a ver qué pasa, durante 6 meses. Que se convirtieron en tres años. Está siendo una gran experiencia. Y a su vez, no veo la hora de poder ir y venir entre Buenos Aires y Madrid.

¿También estás dando clases online de piano?

Sí. Doy clases de piano desde hace muchos años. Y ahora, por las circunstancias, online. Me he sorprendido de lo bien que vienen funcionando las clases online, no han perdido dinamismo y eso es muy bueno. Tengo alumnos que no quieren volver a las presenciales porque les gusta mucho online. Intento que se conecten con el piano desde un lugar lúdico y de disfrute. Aprender, desde el instrumento, entendiendo de dónde vienen los conceptos, practicando mucho con el piano, y luego llega la hora de las partituras digamos. Me parece que de esa manera desarrollan un vínculo con el instrumento, más que una dependencia con el papel.

¿Qué docentes te han marcado?

Tres docentes me han marcado:

Con el piano, Juan del Barrio y Abel Patrone. Grandísimas personas, de las cuales aprendí muchas cosas, entre ellas, a tocar el piano. Aman lo que hacen, y son participantes activos de la historia de nuestra música. Y por el otro lado, mi profe de canto, Liliana Vitale. Una persona increíble, con muchísima vocación, talentosa, y espectacular como profe. Fue fundamental para mí contar con ella.

¿Qué aprendiste de tus papás?

De mis viejos aprendí a no aflojar, y buscar vivir de lo que a uno le gusta. Estar conectado con el deseo, y ponerlo en juego. No quedarse quieto y cuando las cosas no salen, reinventarse. Convicción y vocación pura tienen ambos.

¿Qué te entusiasma de los próximos meses?

Se vienen varias cosas muy lindas. Por un lado, cuando terminemos el lanzamiento de “Dejar de pensar”, se viene un single nuevo que se va a llamar “Me alcanza”. Ahora estoy en plena preproducción del videoclip. Y hay bastante música nueva que está esperando el momento adecuado para salir, pero que ya está bastante avanzada la producción. Y por el lado actoral, estoy escribiendo una serie nueva, que vamos a protagonizar con Caro Kopelioff, eso nos tiene muy ilusionados y con ganas. Y a su vez, estamos planeando una nueva temporada de Cervecitas. Con muchas ganas de que llegue el momento de mostrar lo que estamos haciendo. Muy contentos.