TOTTORI, Japón — Esta apartada ciudad en la costa occidental nipona con frecuencia se define por lo que carece.

Tiene la población más reducida de todas las prefecturas del país. Ningún tren bala hace escala aquí. Ocupa el lugar 39 de las 47 prefecturas del país en cuanto a su atractivo turístico.

Sin embargo, lo que Tottori sí tiene, y en abundancia, es arena: las ondulantes dunas de arena dorada se extienden 16 kilómetros a lo largo de la costa y son tan majestuosas que fueron convertidas en un parque nacional.

Durante la última década, un grupo de escultores de arena se reúne cada año durante dos semanas en el único museo de arena bajo techo para montar una exhibición de cuadros de gran complejidad, todos elaborados con cerca de 3000 toneladas de arena.

Este año, 19 artistas de países como Canadá, China, Italia, Países Bajos y Rusia viajaron a Tottori para esculpir escenas relacionadas con Estados Unidos. Los temas anteriores han incluido a África, Rusia y América del Sur.

Este año participaron 19 artistas de países como Canadá, China, Italia, Países Bajos y Rusia que esculpieron escenas relacionadas con Estados Unidos.

Durante nueve horas diarias, los artistas trabajaron para construir, entre otras cosas, el Monte Rushmore, los rascacielos de Nueva York (sí, también aparece la Trump Tower), bustos enormes de Ella Fitzgerald y Louis Armstrong, escenas de la fiebre del oro y la firma de la Declaración de Independencia de Estados Unidos.

Como la población de Japón está decreciendo, los funcionarios de Tottori están trabajando en una campaña para atraer a más turistas extranjeros a esta región y el museo de arena y las dunas son la clave de su esfuerzo.

Los visitantes extranjeros por lo general siguen un recorrido que los funcionarios de turismo denominan la “ruta dorada”, que incluye destinos bien conocidos en Tokio, el Monte Fuji, Kioto y Osaka.

En un intento por expandir ese alcance, en especial entre turistas que podrían estar de visita en el país por segunda o tercera ocasión, la Agencia Gubernamental de Turismo de Japón ha asignado 1,64 mil millones de yenes (o unos 15 millones de dólares) a ayudar a desarrollar y conocer rutas sugeridas en las 11 regiones, incluyendo Tottori y sus cercanías.

Los funcionarios locales de turismo reconocieron que la ubicación remota de Tottori sigue siendo un reto, pero dijeron que habían sugerido que se les permitiera a los visitantes observar a los artistas trabajando, o incluso que tuvieran la posibilidad de derribar las estructuras al final de la muestra.

El museo de arena se fundó en 2006 cuando las autoridades de Tottori decidieron sacarle provecho a la cercanía con las dunas de arena. Aunque no pueden utilizar esa arena porque se encuentra en un parque nacional, la ciudad utilizó la que retiró hace una década durante el proyecto de una carretera.

Una de las obras muestra la firma de la Declaración de Independencia de Estados Unidos.