La 70 edición de los premios Emmy 2018 conducido por Michael Che y Colin Jost, de Saturday Night Live, incluyó sorpresas que llegaron hasta un pedido de matrimonio en vivo.


El realizador de galas, entre las que cuenta los Oscars, Emmys, Tonys y Miss América, Glen Weiss subió a recoger un premio por su labor y mencionó a su novia como su “mujer”: “no te menciono como ‘mi novia’ porque en realidad te quiero llamar ‘mi mujer”. Acto seguido se arrodilló frente a su prometida y le colocó una joya que había sido de su madre muerta. Afortunadamente la futura esposa aceptó y con esto Weiss capturó todas las miradas y las sorpresas no solo de los presentes sino también de todo el público que seguía la premiación en vivo.

Más allá del momento romántico, lo más importante fueron los premios, que nuevamente dejaron a Game Of Thrones como la mejor serie de drama convirtiéndose en el gran ganador de la noche al alcanzar 9 distinciones. Peter Dinklage se llevó por tercera vez el premio a mejor actor secundario de drama. Así la serie de HBO demostró que a pesar de Netflix es el que pisa más fuerte y ya cuenta con 38 galardones desde que se estrenó en 2011.  The Crown, The Handmaid’s Tale y Stranger Things se quedaron con las ganas, aunque la protagonista de la serie que cuenta todas las confidencias de la vida de la Reina Isabel II, Claire Foy obtuvo el premio a mejor protagonista de serie dramática.

La gran sorpresa de la gala fue la premiada como mejor comedia: The Marvelous Mrs. Maisel producida por Amazon Studios, que cuenta la historia de una ama de casa que se descubre como artista de stand-up y compitió con GOT al recibir 8 premios. Los más destacados fueron el premio a mejor guión para Amy Sherman-Palladino y el que recibió la protagonista Rachel Brosnahan como mejor actriz de comedia. “Se trata de una mujer que encuentra su voz de nuevo, y es una de las cosas que está ocurriendo en todo el país ahora”, expresó Brosnahan a tono con la movida girl power que está muy fuerte en Estados Unidos.

The Handmaid’s Tale, que se esperaba sería una de las más premiadas se llevó tres estatuillas. Por su parte Penélope Cruz, Edgar Ramírez y Ricky Martin, como actores de la miniserie American Crime Story: El asesinato de Gianni Versace subieron al escenario para recibir la estatuilla como mejor miniserie. Ryan Murphy, se llevó el premio al mejor director en ese rubro. Y Darren Criss obtuvo el premio al mejor actor. Un dato de yapa, la gente que siguió el evento más importante de la televisión estadounidense se quejó de que los actores de American Crime Story no hayan recibido más premiaciones.

Pero no es necesario hacer 5 mil kilómetros para disfrutar de una entrega de premios y escuchar algunos discursos con poder femenino. A nivel local ayer se realizaron los premios Lola Mora, que entrega la Dirección General de la Mujer de C.A.B.A a quienes transmiten una imagen de la mujer que rompa con los estereotipos de género. Por primera vez las trabajadoras sexuales formaron parte del jurado y Tarde Baby la miniserie que protagonizan y dirige Malena Pichot, Charo Lopez, Ana Carolina y Vanesa Strauch y que se emite por UN3TV recibió el premio a mejor ficción. Además la serie Sufragistas, que se emitió por la TV Pública y protagonizó Muriel Santa Ana obtuvo el premio a mejor TV de no ficción. ¡Arriba el feminismo televisivo local!