La educación, a pesar de los avances tecnológicos, parece no conocer la palabra revolución pero se actualizó de la mano de Internet y cada vez más curiosos pasan a ser autodidactas. El contenido educativo está en todos lados, desde YouTube hasta páginas dedicadas como Khan Academy o edX y es, en gran parte, gratuito. Hay clases de lo que se te ocurra y personas dispuestas a responder tus dudas, solo falta aprovecharlo.

LAS GRANDES VENTAJAS ACTUALES

Profesor Google: El paradigma cambió, ya no necesitás que un experto te explique porque basta con googlear lo que quieras saber y listo. Actualmente Google se encarga de clasificar la web para vos y si Wikipedia fuera de papel tendría 7500 volúmenes con un millón y medio de palabras cada uno. También existen otros sitios, como Wolfram Alpha que no sólo listan hipervínculos a páginas si no también hacen cálculos y brindan datos estadísticos. O, si preferimos algo más formal, podemos acceder a clases de universidades como el MIT, Harvard o Barcelona entrando a sus MOOCs, que son cursos online gratuitos. Digamos que si no lo sabés es porque no buscaste.

Tenemos un millón de amigos (virtuales): Las comunidades online, masivas y abiertas son la segunda pata del autodidacta 2.0. Cuando tenés muchos amigos siempre podés preguntarle (después de haberlo googleado) a alguno que sepa del tema. Internet puso en contacto a millones de personas y esta masividad hizo posible que surgieran páginas como Quora, Yahoo Respuestas y la biblia de los programadores, Stack Overflow, donde personas de distintos países ponen sus conocimientos al servicio de otro esperando que luego hagan lo mismo por ellos. Eso sí, el inglés es el idioma de la web pero también es otra cosa que podés aprender por tu cuenta.

Tu celular te regala tiempo: Aprovechar al máximo tu celular te puede cambiar la vida. Posta. Pensá que todos los días, desperdiciamos una parte de nuestro tiempo esperando algo pero imaginate lo que podés lograr si, por ejemplo, le dedicas 20 minutos por día a aprender un idioma a través de alguna app como Duolingo o Memrise. Cada vez hay más aplicaciones educativas para iOS y para Android que te permiten convertir ese tiempo muerto en desarrollar alguna habilidad, es cuestión de buscar alguna que te guste.

APP TIME:
DUOLINGO: Es una de las dos apps más conocidas para aprender idiomas. Tiene gran variedad de cursos en inglés y una oferta un poco más reducida en español. No sólo te enseña frases, palabras y conjugaciones nuevas si no también te hace escuchar y transcribir. Las lecciones duran sólo cinco minutos y la idea es que practiques todos los días. Si no lo hacés te obliga a repasar pero también te avisa para que no te olvides. La otra es Memrise y tiene más cursos de idiomas orientales.

EDX: Tiene cursos online de universidades de todo el mundo como Berkeley, Tsinghua o el MIT, así como también capacitaciones de otras entidades, entre ellas Microsoft, Google y Linux. Hay cursos de informática, ingeniería, historia, psicología y más. La mayoría son largos tan largos como una materia cuatrimestral pero podés ir a tu propio ritmo. Es gratis, tanto la aplicación como los cursos.

PERFECT EAR 2: La app para los músicos perfeccionistas que no pueden evitar practicar todo el día. Consta de distintos ejercicios para mejorar la precisión auditiva. Te ayuda a identificar tonos, intervalos, acordes, escalas, ritmos y de yapa podés practicar tu lectura y escritura. No es para quienes todavía no saben nada porque asume que conocés ciertos términos y escalas básicas. También tiene artículos sobre teoría musical.