Hemos visto desde pequeñas como clasifican los oficios, delimitan las funciones y dividen las ideas por género. Desde hace muchísimo tiempo, la publicidad suele compartir imágenes idílicas de cómo debería ser la realidad. ¿Realmente nos sentimos identificados con lo que se muestra?…La publicidad sexista quedó obsoleta y algunas marcas se están dando cuenta.

Texto. Andrea Arzola @andrearzola 

Las campañas publicitarias y la televisión han manipulando la imagen de la mujer convirtiéndola en un ser débil, vulnerable o bien, cosificándolas. Los medios de comunicación provocan en las niñas desde muy pequeñas una gran tensión al inculcarles que tienen que ser perfectas en ámbitos como el físico quitandole importancia al éxito profesional y a la satisfacción personal.

Las mujeres despertamos. Comenzamos a alzar nuestra voz y demandamos que no nos miren como las amas de casas, las que venimos a este mundo a tener hijos, cuidar a los maridos y nada más, empezamos a exigir oportunidades laborales y de estudio. Nos unimos entre nosotras, porque nos respetamos y sabemos que somos poderosas si lo estamos… Lo hemos demostrado. Tan inagotable es nuestro poder, que el mundo empieza a deconstruirse, rompiendo con paradigmas – al menos en algunos lugares- que van quedando olvidados en el tiempo.

La lucha feminista ha invadido todos los rincones que puedan existir, desde las marchas en las calles alzando la voz por nuestros derechos, en series de televisión, y hasta documentales sobre la menstruación empiezan a ganar premios en los Oscars. El fenómeno girlpower está más presente que nunca y llegó para quedarse. Gracias a este gran (y urgente) cambio, la industria publicitaria está -de a poco- empezando a notar que la comunicación de sus anuncios debe evolucionar, con marcas que apelen al empoderamiento femenino y a la igualdad de género.

Los estereotipos cansan, porque son molestos y pierden credibilidad. La publicidad de los años anteriores estaba muy acostumbrada a clasificar actividades entre hombres y mujeres. La cocina y limpieza estaban socialmente identificadas con la mujer. Mientras que el hombre era el que debía salir a trabajar y dar la cara por el hogar. Estos son algunos de los mandatos que hoy en día se están cayendo.

Para nuestro alivio, ya existen varias marcas que han empezado a poner en práctica nuevas formas de comunicación y parece que han entendido la esencia del mensaje, al tratar de incorporar desde distintos ángulos una mirada nueva sobre el género en sus campañas. Lo mejor de todo esto, es que no sólo incluye a las mujeres sino también a los hombres y a cualquier otra identidad sexual, levantándose contra el sexismo.

6 MARCAS QUE HAN APOYADO EL EMPODERAMIENTO FEMENINO

Se dice de mi por Sprite Argentina

En el marco de su campaña #Iloveuhater creada debido al contexto en el que los prejucios proliferan con más rapidez e impacto, Sprite comparte un video de un grupo muy diferente de mujeres entre sí, que reclaman todo lo que suelen decir de ellas, ¨que si gorda que si flaca, que si alta…Yo soy así¨. En la era de las redes sociales, las personas parecen estar obligadas a cumplir con ciertas reglas que la misma sociedad impone sobre cómo deberían ser o actuar, este tipo de publicidad no pretende ser la solución, pero sí busca dar una mirada crítica sobre una problemática social real.

Project Body Hair por Billie

Billie, es una de las pocas marcas de depilación que sí muestra el vello femenino. Sin miedos y de la forma más real posible, un grupo de mujeres con vellos en distintas partes del cuerpo, se notan divertidas y libres sin complicaciones por el qué dirán.

“Todos tenemos pelos, incluso las mujeres, aunque el mundo pretenda que no”

Dream Crazier por Nike

En el spot participan atletas famosas como la tenista Serena Williams, la corredora Caster Semenya y Tatyana McFadden, entre otras, y se muestra como diversas mujeres quiebran barreras en el deporte a lo largo de los años y cumplen con aquellos sueños que a muchos les parecía ser una locura.

“Si nos quieren tildar de locas, todo bien que lo hagan. Mostrales lo que las locas somos capaces de hacer”, agrega Serena.

#LikeaLady por H&M

H&M sorprendió este otoño con una campaña publicitaria donde rompía con los moldes impuestos en los cánones de belleza femeninos y donde proclama que toda mujer tiene su hueco en la femineidad independientemente de su cuerpo, talla, estilo o gustos.

#BloodNormal por Body Form

Hay que ser sinceros con este tema. Pareciera que a todas las mujeres -y hombres- les diera vergüenza hablar de la menstruación y se la asocia con lo ¨lo malo de ser mujer¨. Pero, los paradigmas se van rompiendo y cada vez es más común hablar de ello sin que sea algo anormal. La marca Body Form presentó este spot publicitario que tardó poco en convertirse en trending topic. Nos muestra la menstruación y la higiene femenina como algo normal y real.

Lo mejor que un hombre puede lograr por Gillete

En ¨Lo mejor que un hombre puede lograr¨, el comercial de Gillete  muestra nuevos recortes de informes acerca del movimiento #MeToo, como así también imágenes que exhiben el sexismo en la televisión, en el trabajo, situaciones de violencia entre hombres, con una voz en off que dice: “Bullying, el movimiento MeToo contra el acoso sexual, masculinidad tóxica, ¿Esto es lo mejor que puede llegar a ser un hombre?”.

El anuncio causó furor en redes sociales, pero también despertó polémica. En Twitter, por ejemplo, usuarios lanzaron una campaña donde suben videos en los que tiran o destruyen los productos para repudiar la iniciativa, debido a que no lo consideran algo real sino una estrategia para simplemente conseguir más consumidores.

#ShareTheLoad por Ariel

La importancia de que todos estemos a favor del empoderamiento de la mujer es vital para poder avanzar en esta lucha. En este comercial de Ariel, vemos como el padre percibe en silencio que su hija, madre de familia, es la única encargada de llevar todas las tareas del hogar en simultáneo con su vida laboral, mientras el marido descansa mirando TV. Al notarlo, abre los ojos y él mismo genera el cambio al llegar a casa con su esposa.

Nunca sabremos si el mensaje es genuino, si de verdad todas estas marcas están de acuerdo con lo que implica la igualdad de género y el papel fundamental de la mujer en la sociedad. Pero la difusión está y es importante que el activismo que empezó muchos años atrás, no deje de crecer y tampoco deje de sumar a más personas, marcas, instituciones y más, que quieran hablar sobre este tema que a todos nos incumbe y salpica. La revalorización del rol de la mujer y el cambio de conciencia recién empieza, pero pisa fuerte. Es necesario empezar a ver los frutos de una lucha que ya pronto tendría que acabar.