Los remeros argentinos María Laura Abalo y Ariel Suárez decidieron remar contra la corriente de la falta de consciencia ecológica y desataron una cruzada fundamental: hay que limpiar el Río Reconquista, vida que excede a una Pista. “Quiero saber que las próximas generaciones de remeros van a poder disfrutar de un riío limpio, de condiciones dignas para entrenar y condiciones dignas para vivir”, cuenta María Laura.

Texto. Juan Butvilovsky / Ilus. Matías G. Martínez


¿A partir de qué hecho surgió la idea de concientizar sobre el estado del Río Reconquista?

Hace ya más de 15 años que tanto Ariel Suárez (remero de la selección, cuarto en Londres 2012) como yo remamos. Y en todos estos años no vimos una verdadera iniciativa de limpiar la pista, ni de mejorar la calidad del agua donde remamos. Brian Rosso, remero que nos representó en Río, se dio vuelta en la pista tras chocar con un colchón. Algo ilógico, porque en ninguna pista del mundo pasa eso, sólo acá, donde nos acostumbramos a remar entre la basura. Ahí dijimos:  basta. Ariel pensó la idea de hacer un spot con varios deportistas reconocidos para dar a conocer el estado de la pista y empezar a generar conciencia ecológica.

¿Con qué dificultades conviven durante la práctica del deporte en este contexto?

Entrenar entre la basura puede romper las embarcaciones hasta causar que nos demos vuelta. Quedamos expuestos a la contaminación del agua. Al remar se nos lastiman las manos y tuve infecciones. Ariel estuvo dos meses postrado en cama por una bacteria que se le alojó en el esternón. Hay veces que tenemos que atrasar evaluaciones o entrenamientos con la Selección porque no se puede remar debido a la cantidad de basura que hay flotando. Y por último, es muy poco motivante ir a entrenar a un lugar sucio, con agua contaminada. Cuando competimos o entrenamos afuera podemos meternos en estos para recuperar las piernas en el agua fría. O darle de comer a cisnes mientras tomamos mate y elongamos. Algo impensado acá.

¿Cuál es la propuesta que articulan, además de visualizar el drama ambiental, y qué respuestas obtuvieron?

Nosotros quisimos lograr que el tema se ponga en la agenda política y social. Que se vea la problemática y a partir de ahí las autoridades correspondientes actúen. También queremos crear en la sociedad mayor conciencia ecológica. Queremos ser el motor y los que pujen para que se actué, se empiece a trabajar. Se acercaron desde políticos, hasta ONGs, empresas, y personas que nos escriben para ayudar, ofrecer desde tecnologías para limpiar, ayuda manual, y apoyo político.