Tras apenas algunas horas de la muerte del diseñador alemán más reconocido del mundo, tiramos algunas internas de la moda para que sepan: no todo es Chanel.

TXT. Murilo Brito (@TheFancyRebel)


Una pérdida grande es la que tuvimos hoy. El mundo de la moda amaneció de negro, anteojos oversize y guantes de cuero. Karl Lagerfeld, nombre principal por detrás de Chanel, falleció a los 85 años – la causa de la muerte, aún no ha sito divulgada.

Consagrado como una de las personas más influyentes del mundo, Karl empezó su carrera con tan solo 22 años, al conseguir un puesto en la firma francesa Pierre Balmain – y desde ahí, voló al Olimpo fashion trabajando para marcas como Chloé, Fendi y por su increíble hecho de sacar la francesa Chanel de las ruinas.

Young Karl Lagerfeld and Yves Saint Laurent Winning the Wool Secretariat Design Award in 1954.

Pero no solo de grandes marcas vive el hombre – o por lo menos, los magnates de la industria de la moda. Si, Lagerfeld fue (y siempre va a ser) un nombre que cambió la industria para siempre. However, no fueron sus habilidades como diseñador que lo hicieron ganar ese título. Karl era un business man, desde los pies hasta el último pelo blanco de su cabeza.

Y como gran parte de los business men, Karl tenía una personalidad marcada: elitista, snob y lleno de prejuicios. Así como todos los grandes, Karl era un loco por detrás de sus grandes lentes. Uno de los mayores escándalos fue cuando, en 2011, atacó a la cantante británica Adele, al decir que estaba muy gorda.

Adele está muy gorda. La moda no es para gordos; nadie quiere ver gordos en la pasarela” – Karl Lagerfeld para US Magazine.

Lo que es raro, si paramos para pensar que el mismísimo luchó con su sobrepeso por años hasta 2009, en que logró perder 50 Kg.

#fatkarl #menswear #fashion #design  #karllagerfield

No muy amigable con los que estaban empezando su carrera y esforzándose por un espacio en el selecto mundo de la moda, Karl también fue responsable por apadrinar potenciales modelos y descartarlas cuando su belleza ya no era suficiente.

Fue el caso de la famosisima Cara Delevigne, que tuvo su vida de modelo cambiada para siempre, cuando Chanel decidió no trabajar con ella después de escándalos con depresión y bipolaridad.

Y eso, es solo un pequeño fragmento del frío mundo de la moda – lo asqueroso, no quita lo genio. El éxito que Lagerfeld tuvo a lo largo de su carrera fue merecido – por dar la vuelta en situaciones de riesgo para marcas de alta costura, prestando su nombre para firmas como Falabella y la brasilera Riachuelo, negocios con tanto poder que él ayudaba a mantener como linea premium de las marcas que estaba encargado.

Karl también influenció en la carrera de modelos argentinas como Mica Argañaraz y Moira Berntz, destacándolas en sus desfiles y campañas para Chanel.

Resultado de imagen para mica arganaraz CHANEL

Si dijéramos que no teníamos en vista el distanciamiento del Kaiser en la moda, estaríamos mintiendo. El diseñador ya no era lo mismo en sus últimas apariciones públicas; cansado, y cada vez menos dispuesto a hacer presencia en sus propios desfiles, Karl pasó sus últimos días como ha vivido toda su vida: envuelto de trabajo, al lado de la socia Virginie Viard – que ya asumió el puesto de Directora Creativa de Chanel.

Desde WATT, reconocemos la falta que va a hacer en la moda y esperamos que su carrera sirva de inspiración para nuevos talentos – pero please, menos problemáticos!

Que descanse en paz.

Autoportrait : Karl Lagerfeld.