Esta temporada de John Cook se centra, más que nunca, en lo auténtico, lo verdadero, la libertad, ese deseo rebelde de explorar, ser valiente, divertirse, siempre manteniéndose fiel a uno mismo. Se trata de una colección casual pero intensa, cotidiana, fácil de usar y que le da continuidad a los clásicos de la marca. Un poco masculina y a la vez romántica, el énfasis de esta nueva línea está en el encanto de combinar lo delicado con algo desaliñado y que ambas construyan un estilo distinto, relajado.

Lo original y vintage son nuestro norte. Respetamos el pasado y lo celebramos. Los uniformes militares y navales son parte de la esencia. Esto se ve reflejado en el azul marino, Khaki, verdes militares, camuflado, detalles en dorado, escudos y apliques, que condecoran parkas, sacos  y camperas.

América, Hawaii y el Océano Pacífico, los escenarios elegidos para contar esta historia, muestran un mundo de valientes marineros de la vieja escuela con sus tatuajes. También forman parte de ella los capitanes, sirenas, mares azules profundos, curiosas golondrinas, anclas, estrellas, flores e hibiscus. Todos ellos cobran vida en estampas y bordados.

Nuestra constante línea sportwear o “college” está inspirada en los clubes de fútbol de Inglaterra, sus hinchadas y cantos. Los conjuntos de jogging y buzos se dejan de usar para hacer gimnasia y toman protagonismo, pasan a ser parte de un estilo urbano y del universo John L.Cook.