Es un actor y comediante que se convirtió en un fenómeno viral gracias a sus videos cortos de Instagram. Llegó a la televisión por el programa ESPN redes y ahora nos hace reír en Polémica en el bar. El sábado 23 de septiembre a las 21 vuelve al teatro Gran Rex, por segundo año consecutivo, para presentar su unipersonal Ridículo.

INSTAGRAM: 1 millón de seguidores

EDAD: 26 años

Texto. Florencia Garibaldi · Foto. Mariano Michkin


¿Qué es lo más adictivo de las redes?

Los “me gusta” y las reproducciones, tengo un problema con eso

¿Qué se siente haber llegado a la televisión y ahora al cine después de tanto intentarlo?

Con el cine se cumplió un ciclo. A los 13 años hice un casting para una película y pensé que iba a ser el próximo Darín (Ricardo). Después durante diez años no quedé en nada y la vida me demostró que no era tan fácil. Ahora que llegué a la televisión, pude volver al cine con Erica Rivas, Leticia Bredice, y es un sueño. Con respecto a la televisión es todo un desafío y muy exigente, estoy tres horas por día en vivo.  

¿Cómo fue pasar el millón de seguidores?

Muy divertido, el número redondo llama más la atención, pero en mi vida no cambió nada.

¿Qué te enamoró de Stephie (Demner)?

Al principio la estética, sino digo eso soy un mentiroso. Pero es una gran persona y me trató de formas en las que nunca me habían tratado antes.

¿Cómo fue llegar al año de novio cuando nunca pasabas la tercera cita?

Cumplimos un año hace poco y me agarró algo en el pecho, pero siento que maduré y que encontré a la persona correcta.

¿Cómo parás?

No estoy pudiendo. Mi nuevo show que se llama Ridículo, en realidad le iba a poner Pasado de Rosca. Estoy con dos programas de televisión en vivo de lunes a viernes. El fin de semana me voy de gira por el interior. Por las mañanas doy notas y por las noches escribo cosas para el show porque es el único momento que tengo. También hago los videos para Instagram. Mi psicóloga dice que tengo que bajar un cambio.

¿Qué lugar del mundo hay que conocer sí o sí?

No conozco mucho del mundo. Hace poco tuve la posibilidad de ir al Caribe. Vayan a Tulum.

Tu post que más likes tuvo

Mi foto con Lionel Messi el día que lo encaré en el partido de las eliminatorias. No podía hablar con la prensa, se frenó, me dio un gran abrazo y lloré como una nena en su fiesta de 15.  

¿Por qué te eligen las marcas?

Porque se están equivocando un montón (risas). No mentira. Porque tengo un perfil copado en el sentido de que hay identificación con la gente que me sigue, no hay un fanatismo. Me siguen porque les gusta lo que hago y si les recomiendo algo me creen. Por eso trabajo sólo con marcas que vayan conmigo.
¿Cuáles son las claves del éxito?

¿Qué es el éxito? (risas). Para que te vaya bien en lo que te dedicás hay tres claves: la constancia, tener herramientas en la mochila (formarse, estudiar y practicar mucho), ser genuino.

¿Qué te diferencia de otros comediantes?

En primer lugar, que me estoy quedando pelado con 26 años y ellos no. En segundo, estoy en un lugar que estuve buscando mucho como comediante y me animo a decir cosas en el escenario que ni a mi psicóloga le cuento. En lo técnico, improvisando soy uno de los que más me la banco y eso suma al show.

¿Cuál es el video con Stephie que más garpó?

Uno que hicimos con su perro, que tiene dos millones de reproducciones y es muchísimo. Nos fuimos un fin de semana al campo, llevamos el perro y yo estaba pintado. Hice un video de que me iba a hacer pasar por perro a ver si me daba bola mi novia.

¿Qué te gusta de Polémica en el bar ?

Estoy muy cómodo porque toda la vida tuve hermanos, primos y tíos más grandes y yo era el desubicado que molestaba en la mesa. No sé cómo terminé logrando que me paguen por molestar a gente más grande y comer picadas.

¿Hacés ejercicio?

Muy poco

Recomendá un lugar para llevar a una chica

A un show de stand up porque hacemos el trabajo por vos, hacemos que la chica se ría, la pasé bien y se tocan temas que son tabú para una primera cita.

¿Te casarías?

Sí. Con Stephie sí. Pero me casaría más si es importante eso para la otra persona que por lo que me representa a mí.

Algo bueno y algo malo de ir a terapia

Lo bueno es que mejorás como ser humano. Soy un testigo de Jehová del psicoanálisis. Lo malo es que trabajás con tu ego y es muy doloroso.

¿Qué comés para el bajón?

Lo que haya. Desde que soy comediante, millonario y exitoso tengo cosas ricas en la heladera que nunca me había pasado.  Antes iba a las casas de mis amigos a robarles postrecitos porque yo no tenía. Me empalago hasta morir.

Una aplicación

Instagram, porque sino tendría que laburar en un kiosco


 


LOS POST MÁS DIVERTIDOS

 

LA VERDAD DE MARIANO IUDICA! 😱😱 Con @marianoiudica @beriudica @jpregio @canalkzo #GregoConFamosos

A post shared by Gregorio Rossello (@gregorossello) on