Es una de las referentes de foodie en Instagram, que con sus recetas supo ganarse el corazón de los usuarios y lo más importante, el estómago. Así como el nombre de su cuenta lo indica, Flor Fernández te invita a tener una vida sana, con una buena alimentación y te muestra que sí es posible llevarlo a cabo aunque no sepas cocinar.

Texto. Florencia Garibaldi / Foto. Mariano Michkin


Sos Licenciada en Administración de Empresas y estás estudiando Gastronomía, ¿por qué decidiste abrir un Instagram sobre comida?

En el 2014 me fui a hacer un intercambio a Londres y cuando volví tenía diez kilos de más. Siempre me gustó cocinar y comer bien, y en esos cuatro meses no pude. Abrí un Instagram en el 2015 porque era la red del momento y lo usé como acompañamiento para la dieta que hice. Pensé que iba a ser más divertido y motivante bajar kilos si compartía tips y recetas desde mi experiencia y lo que me iba sirviendo. Bajar de peso es un embole y eso me ayudó.

Sin embargo de ser algo amateur, se convirtió en profesional…

Sigo sacando las fotos con el celular. Pero sí, capaz era algo más genuino y espontáneo y ahora estoy más exigente. Hago una búsqueda de información de lo que podría llegar a interesar. Antes era un hobby y ahora me metí más en el tema. Incluso empecé a estudiar Gastronomía para potenciarlo y porque era mi asignatura pendiente. Así adquiero conocimientos para transmitir. Por ejemplo, cómo conservar ciertas cosas, cómo lográs que quede mejor una receta. Quiero tener un título que me avale por si el día de mañana me quiero dedicar de lleno a esto. Además, algunos seguidores no saben cocinar y tal vez me hacen preguntas que para mí son obvias y así saco ideas de qué aconsejar también. Me interesa enseñarles que se puede, aunque les parezca muy difícil.

Venís de una familia del rubro gastronómico, ¿pensás en abrir un restaurant ?

Mi papá arrancó con una panadería y ahora tiene restaurantes. Me gustaría seguir ese camino y tal vez ayudarlo en sus negocios. Si bien me encanta lo saludable, la gastronomía en general me fascina. Voy mucho a comer afuera y soy muy rigurosa. Antes de ir a un lugar leo todas las críticas en Trip Advisor o en Facebook.

“Tengo los pies sobre la tierra, sé lo que es ir a comprar y el valor de las cosas. Si no perdería mi credibilidad”

¿Considerás que siguen tus consejos porqué las personas te sienten más cercana?

Es que cuando recomiendo algo es porque lo probé antes y además lo consumo. Quizás un famoso lo muestra porque le pagaron, pero bueno son cosas diferentes, es el trabajo de ellos.

Hay varios Instagrams conocidos de foodie, fitness y health, ¿cómo lograste tu crecimiento entre tanta competencia?

Muy gradual. No sé cuando empecé a tener muchos seguidores. Llegué en el momento justo cuando recién arrancaban las redes sociales y empezaban a verse influencers. Además, mi contenido pegó y eso me hizo crecer. Creo que lo que gusta son los tips que doy, o que enseño a buscar reemplazos o me fijo qué cosas en las provincias no se consiguen como para pensar otras. Y también escucho mucho lo que me piden. En Argentina está el problema de que ciertos productos saludables no se consiguen de forma fácil.  

¿Cómo es tu relación con los followers?

Me encanta relacionarme con mis seguidores y si bien ahora no estoy tan activa, les respondo por privado o hago algún vivo para no perder la cercanía. Tenemos una muy buena relación. Es obvio que siempre hay comentarios malos, no le podés agradar a todo el mundo. Pero trato de sólo agarrar lo positivo y las críticas constructivas. No le doy importancia a los haters o a los ataques. En algún momento me afectó, porque hago esto sin ningún interés y nunca tuve intenciones detrás. No vivo de Instagram y trabajo de algo aparte.

Las críticas van por el lado de que los influencers por el canje recomiendan cosas que luego no son buenas y los seguidores les hacen caso y las compran…

Últimamente no estoy haciendo canjes. Recomiendo marcas que me gustan a mí. A veces se confunden y la verdad es que fui al supermercado a comprarlo. Tengo los pies sobre la tierra, sé lo que es ir a comprar y el valor de las cosas. Si no perdería mi credibilidad. Hay productos que capaz te quemás y te sale menos pagarlos. O te involucrás con una marca que tiene mala reputación y después otras que están buenas no te llaman. Encima las cosas que funcionan para mí, para otro no capaz.

¿Qué le recomendarías a alguien que quisiera hacer carrera en Instagram?

Primero, que no lo hagan por los canjes o los pagos. Que compartan cosas que los apasiones realmente y no armar un personaje ficticio en relación a lo que está de moda para que pegue. Ser frescos, espontáneos. El contenido tiene que estar cuidado y las fotos también, porque todo entra por los ojos. En mi caso, al principio tenía vajilla básica. Luego trabajé con una food stylist que me abrió mucho la cabeza y ahora tengo otra visión. A la hora de comprar empecé a elegir elementos de decoración.

 


Los post más tentadores de Flor


ALGUNAS CORTITAS

1. ¿Cuáles son las claves del éxito en Instagram?

Ser vos mismo

2. ¿Qué significa ser influencer?

Sos una persona que tiene poder sobre la sociedad y podés influir tanto positiva como negativamente.

3. ¿Por qué las marcas buscan a los influencers?

Porque son más reales que un famoso, que además capaz que no sabe generar contenido como un influencer.

4. ¿Con qué sacás las fotos?

Con el celular. Probé con una cámara, pero a la gente le gustan más las del iPhone.