Cada vez es más evidente que los drones son la solución a todos los problemas pasados, presentes y futuros de la sociedad humana.

En este caso, se resuelve el problema principal que presentan las tradicionales hamacas: encontrar dos árboles separados por la distancia adecuada.

Como suele suceder, esta solución lleva implícita diversos efectos colatarales no tan positivos, pero seguro que éstos serán resueltos por los drones del futuro.