La serie de fotos de Mirna Pavlovic titulada “Dulcis Domus” (que significa “dulce hogar” en latín) documenta esta difícil relación que tenemos con nuestro pasado reciente a través de imágenes de mansiones abandonadas y palacios derruidos por toda Europa, con los fantasmas de sus anteriores habitantes evocando en silencio esas historias que nunca conoceremos y que cuentan cómo pasaron de la máxima opulencia a la completa decadencia.

Todas las imágenes de Dulcis Domus fueron tomadas con una vieja Nikon digital y una lente gran angular, sin utilizar ninguna técnica o filtro especiales. “Con un equipamiento tan viejo, es casi un juego tratar de encontrar la configuración adecuada, hay que mantener una ISO baja y tener mucha paciencia”, explica Pavlovic a The Creators Project.

Acá abajo podemos ver una selección de sus obras: