Emprendedores argentinos desarrollaron un cargador solar para celulares que se convirtió en el primero en Latinoamérica y mejora las funciones de otros cargadores disponibles en el mercado.


La necesidad de preservar los recursos naturales se convierte cada vez más en un tema de agenda tanto para los políticos como para los ciudadanos. Si nos enfocamos en la industria de los celulares, algunos proyectos buscan reemplazar el modo de cargar nuestros dispositivos para reducir el uso de electricidad, como lo es a través de cargadores solares USB.

Estos se encuentran disponibles en el mercado desde hace un tiempo, de marcas internacionales, pero hay un desarrollo interesante de industria nacional que se lanzó recientemente y corresponde a la empresa Sune, autora del primer cargador solar de Latinoamérica.

  • Fue fabricado en el Centro Metropolitano de Diseño (CMD)
  • Es un producto liviano, portátil y adaptable
  • Acumula la energía del sol en una batería interna
  • Puede proveer de esta a celulares, tablets, linternas, parlantes portátiles a través de un puerto USB. S
  • Su capacidad le permite almacenar la energía necesaria para cargar hasta dos cargas de celular por día, mientras otros cargadores tardan dos días para realizar una carga.

Una de las ventajas es que su estructura le permite adaptar su posición respecto del sol, lo cual posibilita optimizar la carga. Además, los accesorios que trae permiten colgarlo como si fuera una cartera, y atarlo a cualquier superficie.