Durante la primera quincena de agosto se llevo a cabo la Semana de la Miel y desde la Cooperativa La Agropícola presentaron un dulce de leche hecho de miel, que es mucho más nutritivo que el de leche.

Mario Corridoni, integrante de la Cooperativa La Agroapícola fue quien dio a conocer este dulce que pretende competir con el clásico dulce de leche. “El dulce de leche con miel es una una opción deliciosa que está ganando cada vez más fanáticos”, asegura el productor que recuerda que ya hace 3000 años en Europa se hacía una cerveza hecha de miel.

Argentina es el primer productor de miel del mundo. Corridoni cuenta que la Cooperativa está en el partido de Exaltación de la Cruz (Buenos Aires) en el Complejo Industrial Nogalis. Envasa 2400 kilogramos de miel por hora. Para difundir los beneficios de la miel, días atrás en la Plaza Congreso hicieron una degustación popular del dulce de leche de miel. “Le quita el efecto empalagoso”, describió Mario al referirse a su manjar.

“No le agregamos miel al dulce de leche. Es un proceso bastante más complejo que da como resultado un manjar también, pero mucho más nutritivo. Ese es su éxito”, explica Carlos Lovisolo, también de la Cooperativa.

Cuando es miel no hace falta aclarar que es pura porque no hay miel pura y miel impura. La miel que tiene aditivos, conservantes, y demás químicos es un producto artificial hecho a base de edulcorantes que solo tiene la palabra miel en la etiqueta del frasco que la contiene”, advirtió Corridoni, quien hace 35 años es apicultor.

La miel mejora el rendimiento físico, detalla este defensor de este manjar natural. “Especialmente en los deportistas, y posee un alto valor energético, entre otras 36 propiedades, además de ser una sustancia dulce y deliciosa con mayor poder edulcorante que el azúcar”.

Los secretos de la miel sorprenden, una abeja vive 36 días y en toda esta pequeña vida en nuestro planeta produce una cantidad de miel que podría caber en una cuchara de café. Pero cada colmena tiene hasta 90.000 abejas que pueden producir 50 kilos por temporada. “La producción actual no es la ideal ya que las condiciones climáticas no colaboran; tampoco colabora la soja, un cultivo extensivo que atenta contra la biodiversidad, y por ende contra la apicultura que depende de las diferentes floraciones”

El sabor y la consistencia de la miel, como todo producto natural, depende de su entorno. Hay mieles amarillas (cuando la abeja extrae néctar de la alfalfa), más ocuras (eucalíptus) y blanca si buscó el néctar entre limoneros y cítricos.