La Asociación de Bancos de Células Madre de Cordón (ABC Cordón) se propuso concientizar sobre la necesidad de donar la sangre que se encuentra en el cordón umbilical ya que puede ser preservada para el uso familiar en instituciones privadas pero también donada para el tratamiento de diferentes patologías en modo anónimo.

Las mayorías de las campañas de concientización orientadas a la donación de órganos se centran en post mortem. Pero es importante destacar un nuevo modo de “donar en vida” como es el caso de ceder las células madre que se encuentran en el cordón umbilical de los bebes recién nacidos.

Por medio de un proceso indoloro para la madre y el bebé, una vez finalizado el parto y con autorización de los padres, se recoge el cordón del cual serán extraídas las células madre para criopreservar (a temperaturas por debajo de los -190°C) en los distintos bancos que hay en el país.

Algunas  familias prefieren guardar las células para tratamientos futuros que su bebé podría necesitar (sistema privado), también hay quienes deciden donarlas a bancos públicos.

En el último caso, dichas instituciones guardan y usan la sangre del cordón umbilical para trasplantes ayudando a las personas con enfermedades tratables con esta modalidad terapéutica, o usando las células para investigación científica para aprender más sobre sus posibles usos. Los trasplantes son anónimos y no se da información sobre el donante como tampoco de la persona que recibe las células madre del cordón.

Alejandro Rico Douglas, vocero de la Asociación de Bancos de Células Madre, comenta que “desde ABC Cordón impulsamos la idea de concientizar sobre la importancia del cordón umbilical. Toda pareja que esté esperando un hijo debe consultarle a su médico obstetra sobre la posibilidad de almacenar las células madre que se encuentran en el cordón, ya que puede ser muy útil para tratamientos de alta complejidad.”

Además, agregó: “En el caso que decidan no almacenarlas para el propio uso de su bebé por nacer o para su núcleo familiar primario, en el caso que la muestra sea compatible, los padres deberían analizar la posibilidad de donar el cordón umbilical para uso público, ya que otras personas, que se encuentran en lista de espera, podrían necesitarlo para tratar su enfermedad.”

Donar la sangre del cordón umbilical es una decisión personal que se debe hacer después de discutirlo en el seno familiar y hacer su propia investigación pero sabiendo que, en caso que no se pueda costear un banco privado, otra opción es enviarla a una institución pública evitando el desecho del material genético y abriendo una nueva posibilidad a personas en espera de distintos tratamientos.