Unas cuantas líneas negras bastan para transformar objetos cotidianos en pequeños personajes inexpresivos de las ilustraciones y animaciones del artista angelino Sean Charmatz. Añade rostros, brazos y piernas a todo tipo de objetos inanimados, cambiando su interacción con los seres humanos y con los otros objetos para crear situaciones tan divertidas como dramáticas. El artista trabaja tanto con donuts y golosinas como con edificios, arbustos y hasta el cielo.

Mr. TuffGuy Selfie

A post shared by sean_charmatz (@sean_charmatz) on

The #love is strong

A post shared by sean_charmatz (@sean_charmatz) on

#pin life ✨ Give this a caption!!

A post shared by sean_charmatz (@sean_charmatz) on

#Marshmallow life

A post shared by sean_charmatz (@sean_charmatz) on