El restaurante orgánico que invita a descubrir el concepto de “alimentación inteligente”, propone opciones vegetarianas, veganas y raw para sorprendernos y reencontrarnos.


Hace 10 años Buenos Aires Verde nace con la necesidad de transmitir una alimentación saludable para el cuerpo, mente y alma. En un mundo donde el refinamiento de los alimentos, el uso de aditivos químicos y las modificaciones genéticas, son moneda corriente. La idea fue crear un lugar donde sea posible un nuevo comienzo, respetando los ciclos de la tierra y a los que en ella habitan, utilizando alimentos puramente orgánicos o libres de agrotóxicos.

Buenos Aires Verde

Las recetas son pensadas y elaboradas partiendo de la buena combinación y compatibilidad de los alimentos, ya que estos son considerados el complemento ideal de una vida sana y del cuidado de la salud. Para Buenos Aires Verde esta forma de alimentarse le permite al cuerpo nutrirse, desarrollarse y repararse verdadera y naturalmente. “Comer respetando el entorno y respetando nuestro cuerpo, es comer y vivir de manera inteligente”, expresa Mauro Massimino, chef y creador, quien se autodefine como un apasionado por la cocina y la constante investigación.

Buenos Aires Verde

Sus dos sucursales, Palermo y Belgrano, reflejan la filosofía de Buenos Aires Verde. Además de ambientes cálidos que proponen disfrutar y compartir, ambos cuentan con un sector de almacén para llevar productos de elaboración propia y de diversos productores, y la opción de take away de los exquisitos platos de la carta.

El constante perfeccionamiento de su chef, logró el desarrollo de platos vegetarianos, veganos y raw food, siendo este último novedad en comida cruda o comida viva. Este concepto de “life food” implica la preparación de alimentos que no son sometidos a temperatura, evitando la desnaturalización de sus nutrientes. Se puede experimentar tanto en el menú salado como dulce, dándonos sabores únicos y nutrición plena.

Para comenzar el día o para la hora de la merienda se puede degustar desde los exquisitos combos de panes caseros integrales -con opciones de quesos vegetales y mermelada- hasta los novedosos raw combos, como raw bowl con leche de almendras, frutas de estación, semillas, granola y superalimentos.

También hay tortas veganas y raw y pequeñas dulzuras, coronando con los clásicos de siempre como budín, muffin, scons, cookies, brownie, waffles y pancakes. No falta el café orgánico de Colombia y una seleccionada lista de infusiones y tés, siempre con la opción de acompañarlos con leches veggies preparadas en la casa.

A la hora de almorzar o cenar, el menú despliega alternativas para cada paladar: podrán deleitarse con el concepto de “Platitos”, que integra desde el Tiradito de tofu hasta las súper ensaladas (¡Imperdible la Calcio y la Omega 3!). Los recomendados “Del fuego”, platos calientes en su mayoría aptos para celíacos y veganos, y el sorprendente chori veggie. Entre este mundo de sabores y texturas no podemos olvidarnos de la novedosa variedad de platos raw (crudos) como el taco, canelón, lasaña y roll de masa deshidratada.

Los amantes de lo dulce no deberían irse de Buenos Aires Verde sin probar los exquisitos postres, dulzuras y helados raw, ideales para tentarse y disfrutarlos a cualquier hora del día.

La carta de bebidas también es original y diversa para quienes buscan nutrirse además de refrescarse. Son imperdibles los tragos elaborados a base de sake con frutas y verduras, o los lujuriosos elixires preparados con vino, leches vegetales y frutas. Para los más clásicos una carta de vinos orgánicos y cervezas artesanales, sin que falten los célebres licuados, superlicuados, jugos y limonadas.

Todo en un espacio que ofrece alimentos reales y de estación para construir una verdadera alimentación inteligente.