Llegaron los primeros calores y con ellos aparecen las las típicas preguntas del verano: ¿Prendemos el aire?; ¿Dormimos con el aire encendido?; ¿No está medio pesado para estar con las ventanas abiertas?. Y así el aparato que emite aire helado artificial se vuelve el protagonista de la casa. Pero año la decisión de prender o no el aire no estará dada por la temperatura ni por la sensación térmica. Será el bolsillo el que marque el ritmo climático de los hogares. Cabe destacar que, según los últimos datos del sector, en el país hay instalados cerca de 15 millones de aires lo que significa que existen 0,34 per cápita.


 

Las facturas bimensuales de luz de septiembre y noviembre en Capital Federal y el Gran Buenos Aires ya llegaron con los últimos aumentos. Si bien el promedio de la suba fue del 24,4% según los datos de la Secretaría de Energía de la Nación, el 73% de los usuarios de Edenor y Edesur –casi 2,5 millones de usuarios- tuvieron incrementos de entre un 26% y un 28%.

Y la temperatura no será lo único que crecerá, también lo hará la energía de los hogares, precisamente de los aires acondicionados. Esto genera, por un lado, mayores cortes de luz. De hecho, el único día que la  temperatura alcanzó los 35 grados (el viernes 9 de noviembre), hubo cortes de suministro que afectaron a más de 80 mil usuarios de Edesur y Edenor en CABA y GBA. Por otro lado, aumenta el monto que pagaremos en las facturas de luz que recibiremos en enero y en marzo.

Según la Asociación Nacional de Industrias de Materiales Aislantes (ANDIMA) el 50% del consumo de energía en los hogares de la Argentina es por la climatización de los ambientes. Es decir que, en promedio, la mitad de lo que cada uno de nosotros paga de luz se debe a refrigerar o calentar nuestras casas.

Para poder ahorrar energía y también plata cambiar el aire acondicionado por uno de eficiente energética Clase A ayuda. El 70 por ciento de la plaza instalada corresponde a equipos clase de eficiencia B, porque recién en 2015 todos pasaron a ser clase eficiencia A. El ahorro que se puede obtener es del 9 por ciento.


El 50% del consumo de energía en los hogares de la Argentina es por la climatización de los ambientes.


 

Otro dato, Edenor lanzó una plataforma para qué puedas preveer tu consumo mensual a través de la medición de cada electrodoméstico que tengas en tu casa.

Podés chequearlo acá:

http://www.edenor.com.ar/cms/SP/CLI/HOG/USO_consumo.html

 

 

 

Recomendaciones para el uso eficiente de Aires Acondicionados:

– Ya sea en una remodelación o construcción, incluir aislación térmica eficiente, para definir luego la cantidad de aires acondicionados a instalar o la clase de eficiencia.


– Antes de que llegue el verano, limpiá el filtro de aire.


Cerrá las ventanas y las puertas del ambiente donde encendés el aire.


– Evitá que las persianas o cortinas estén completamente abiertas. Que no entren rayos de sol directamente al ambiente.


Antes de encender el aire, abrí bien las ventanas para ventilar la habitación por lo menos 10 minutos.


– Prendé el aire acondicionado cuando estés en el ambiente. No lo dejes programado con antelación.


– Mantené la temperatura constante en 24°.


– No prendas y apagues el aire constantemente de forma manual. El arranque es lo que más energía consume.


– Utilizá la potencia automática del aire, lo que mantendrá la temperatura constante y se apagará y encenderá el aire cuando lo necesite.

 


En el país hay instalados cerca de 15 millones de aires lo que significa que existen 0,34 per cápita.


¿Qué tipo de usuario sos?

Podés ser desde Residencial 1 (R1) hasta R9, esto dependerá de tu consumo medio de kWh por mes. El 73% de los usuarios está entre R1 y R2. Actualmente, el cuadro tarifario de Edenor y Edesur es diferente, pero parecido.

Si consumís, por lo menos, 480kWh/mes por el aire acondicionado, quiere decir que, como mínimos sos un usuario R5 (que consumen entre 451 kWh y 501 kWh).

Un usuario R5 debe pagar en Edenor $ 2,173 por cada kWh y en Edesur 2,158 por cada kWh. Para simplificar tomaremos el valor de $ 2,1 por kWh.

Entonces, el cálculo es: 480 kWh x $ 2,1= $ 1.008.

Es decir que vas a pagar, por utilizar tu aire acondicionado durante 8 horas por día durante todo el mes, una suma de $ 1.008, lo que se traducirá en tu factura bimensual en, por lo menos $ 2.016. Por supuesto que a esto hay que sumarle los cargos fijos y los impuestos, que son los otros dos componentes que hacen al total de tu factura.