Hoy conoceremos a un arquitecto argentino que vive en Estados Unidos  y desarrolló ‘Smartbe’, el primer cochecito inteligente. ¿Cómo funciona? Su función más destacada es que puede deslizarse solo, a través de sensores de movimiento y un motor eléctrico.

El creador se llama Guillermo Morro, quien se asoció a un grupo de diseñadores para trabajar en este proyecto que nació cuando conoció unos sensores inteligentes que permitían a unos pequeños robots moverse cuando detectaban un determinado color y cómo se mantenían siempre a una misma distancia de ese objeto o persona, moviéndose si aquel cambiaba de posición. Así pensó que si sumaba esa tecnología a un cochecito podría facilitar algunas tareas a padres y madres, o posibilitar actividades como salir a correr o caminar junto al bebé sin la necesidad de empujar un carrito, conectando los sensores de este con una aplicación descargada en sus celulares.

Smartbe tiene otras funciones:

  1. Un calentador de mamaderas
  2. Toldos automatizados
  3. Hasta un colchón que se mece de forma autónoma.

Este cochecito también cuenta con tecnología Bluetooth para reproducir música, controlador de clima, cámaras web y un micrófono para seguir de cerca al bebé a través de una aplicación. Su batería puede durar cargada hasta seis horas, y también cuenta con una alarma de distancia, por si el cochecito se aleja demasiado.