La videograbadora VHS pasará al recuerdo de muchos de nosotros. Es que hoy, el  último fabricante, la japonesa Funai Electric, anunció que no fabricará más el aparato.

La compañía justificó su decisión por la fuerte caída de las ventas y dejará de fabricar a finales de este mes sus videograbadoras VHS en su planta de China.

“Una compañía que estaba fabricando componentes para nosotros nos dijo que era muy difícil seguir fabricándolos con un nivel tan bajo de ventas y decidieron detener lo producción, lo que nos llevó a tomar nuestra decisión”, dijo el viernes un portavoz de la compañía.

Funai llegó a vender 15 millones de VHS al año, una cifra que en 2015 sólo fue de 750.000. En los últimos años la compañía vendía la mayoría de sus VHS en América del Norte, algunos con la marca Sanyo.

La demanda proviene de consumidores que tienen grandes colecciones de cintas de video que solo pueden ser reproducidas en VCR.

Las videograbadoras se hicieron inmensamente populares en la década de los 1970 y 1980, pero fueron sustituidas progresivamente por los DVD o los servicios de streaming.

¡Adios VHS, gracias por tanto!